TRATAMIENTO DE LA ANSIEDAD EN FUERTEVENTURA

La ansiedad es en la actualidad uno de los diagnósticos más frecuentes junto a la depresión. Su principal característica es la creación de un estado de activación o nerviosismo en un contexto donde no está justificado. Esto se traduce en unos síntomas que pueden tener distintas intensidades llegando a incapacitar a la persona desarrollar una vida normal y afectar a los distintos entornos de la vida del individuo.

LA ANSIEDAD SE MANIFIESTA CON:

SÍNTOMAS PSICOFISIOLÓGICOS

 
  • Cardiovasculares: Palpitaciones, pulso rápido, tensión arterial alta, accesos de calor.
  • Respiratorios: Sensación de sofoco, ahogo, respiración rápida y superficial, opresión en el pecho.
  • Gastrointestinales: Náuseas, vómitos, diarrea, aeorofagia, molestias digestivas.
  • Genitourinarios: Micciones frecuentes, enuresis, eyaculación precoz, frigidez, impotencia.
  • Neuromusculares: Tensión muscular, temblor, hormigueo, dolor de cabeza tensional, fatiga excesiva.
  • Neurovegetativos: Sequedad de boca, sudoración excesiva, mareos.

SÍNTOMAS MOTORES

  • Hiperactividad
  • Torpeza
  • Paralización
  • Dificultades a la hora de hablar
  • Conductas de evitación.

SÍNTOMAS SUBJETIVOS, COGNITIVOS

  • Inseguridad
  • Miedo, temor, aprensión
  • Pensamientos negativos de inferioridad o incapacidad
  • Anticipación de peligro o amenaza
  • Dificultad de concentración
  • Dificultad para tomar decisiones

LA ANSIEDAD SE CLASIFICA EN:

 

 

ansiedad1

 

  • Crisis de ansiedad – pánico.
  • Fobias – miedos.
  • Estrés postraumático.
  • Obsesiones – compulsiones.

 

La ansiedad no es un estado natural en la vida de una persona, por lo que sería erróneo precipitarse y sacar conclusiones personales a partir de esta situación.  Al igual que todo proceso tiene un inicio y también tendrá su final. Con mucha frecuencia muchos pacientes me comentas que no comprendían estos estados sufrían otras personas hasta que uno los padece, y en muchos casos es cierto que visto desde fuera ese sufrimiento parece como algo inventado o exagerado.

Una de las cosas que más desconcierta de este problema y que convene destacar es que aunque la manifestación de la ansiedad es física, como hemos mencionado anteriormente, el origen es indudablemente psicológico (pensamientos, emociones, conductas). 

Por lo tanto, la medicación de la que se abusa últimamente, no es una solución al origen del problema, una pastilla no modifica pensamientos, actitudes o conductas.

Se ha demostrado que la terapia psicológica es el más eficaz de los tratamientos

En las sesiones clínicas de un tratamiento psicológico se ofrecen pautas y estrategias a seguir paso a paso para llegar al objetivo final, que no es únicamente abandonar ese estado de ansiedad sino mantenerse sin él.

ansiedad2